C/Cobalto 15, Valladolid 983 109 152

Ponemos un becario, ¡y el dinero que nos hemos “ahorrao”!

Ponemos un becario, ¡y el dinero que nos hemos “ahorrao”!

becario

En esta entrada queremos acercaros a la realidad que se vive hoy en día en muchas pymes españolas a la hora de dar el salto al mundo de Internet. España es uno de los países en los que smartphones y tablets tienen un mayor índice de penetración. Sin embargo, nuestras pymes no están aprovechando estas condiciones a la hora de dirigirse a los clientes, ya que son de las más atrasadas en todo el mundo a la hora de implantar novedades tecnológicas.

Si hablamos desde el punto de vista del marketing en Internet, nuestras pymes tienen mucho que mejorar si quieren sacar todo el provecho que la tecnología pone a su alcance. Podemos ilustrar esto con un sencillo ejemplo. Un alto porcentaje de empresarios españoles creen que detrás de la imagen de su empresa en Internet puede estar cualquiera, por lo que recurren a conocidos o personal poco cualificado (llamémosles becarios) para realizar las tareas necesarias que aporten una buena imagen a su marca en la red. Cualquer persona cualificada a la que se le preguntara nos emplazaría a realizar un estudio de la situación de una empresa para fijar objetivos y a partir de ahí desarrollar una estrategia para alcanzarlos. Pero esto está fuera del alcance de esos becarios mencionados anteriormente, que se limitan a crear perfiles de empresa en redes sociales y a escribir como locos, enseñando al finalizar el día a su jefe los X mensajes transmitidos a través de estas redes sociales.

becario

Este ejemplo es comparable al de realizar una casa sin planos. Vamos a uno de los miles de centros que imparten Formación Profesional en España el día que termina el módulo de albañilería y cogemos de allí a dos alumnos, a los que encargamos construir nuestra casa. ¿Por qué si a la hora de construir una vivienda queremos tener todo atado y contar con buenos profesionales, a la hora de hacer que nuestra marca sea visible en Internet no tomamos una decisión similar?¿Es más fácil hacer funcionar de forma correcta una estrategia de marketing que construir una casa? Tenemos la idea de que todo lo que se hace detrás de un ordenador es sencillo y podemos confiar para ello en cualquier persona, pero los resultados demuestran que no es así.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba