C/Cobalto 15, Valladolid 983 109 152

Blog

Dónde gastar tu dinero en un e-commerce

Dónde gastar tu dinero en una tienda online

En un post os contamos ya basándonos en nuestra experiencia cuánto cuesta una tienda online. Aquí vamos a intentar ampliar un poco la información sobre las necesidades para tener una tienda online y a recopilar un poco todos los aspectos que requieren inversión en una tienda online.

La diferencia entre una tienda online y una tienda online de la que poder vivir es importante. Por tanto, lo primero es plantearte qué esperas y cuánto apuestas por tu proyecto. Cuando alguien abre una tienda física tiene que hacer una inversión y no espera recuperarla al día siguiente de la apertura. Con la tienda online esto no parece tan obvio. Y ya hemos dicho varias veces que vender online es tan complicado o más que hacerlo en una tienda física y los costes en ambos casos son muy similares.

Vamos a dividir la tienda en tres grandes bloques: la plataforma, el día a día de la tienda y la parte legal y administrativa.

Empecemos por la plataforma. Un proyecto de e-commerce va más allá de crear la tienda. Eso es sólo el principio. Según la mayoría de expertos en comercio electrónico el presupuesto destinado a la creación de la tienda online en sí no debería ir más allá del 35-45% del presupuesto total del proyecto. Si estamos arrancando y necesitamos cosas fundamentales como un logo, el porcentaje puede aumentar ligeramente.

La plataforma es importante. Hay que conseguir un diseño atractivo, que la usabilidad sea buena, pero también hay que tener una idea del trabajo que vas a tener que hacer día a día y dejar la tienda por ejemplo optimizada para empezar a trabajar su posicionamiento en buscadores a partir del primer día que esté en marcha.

Dónde gastar tu dinero en un e-commerce

Si nos vamos a esta parte del trabajo diario, para poder vivir de una tienda online hay que hacerse una idea que el trabajo a llevar a cabo en ella va a ser similar al trabajo que se hace en una tienda física. La zona en la que tienes la tienda física influye en el precio del alquiler o de compra de un local. No es lo mismo una tienda en plena calle Preciados que otra en un pueblecito de Soria. El dinero de alquiler podría ser equiparable a cómo está tu tienda en Google cuando la gente busca palabras clave que te van a hacer ganar dinero. A parte de la localización también va a depender la competencia del sector en el que te encuentres.

El tráfico de Google puede venir por SEO o por SEM. Ya hemos hablado de las diferencias entre ellos y cuál es mejor en función de las necesidades del proyecto. Si eres capaz de gestionar estas técnicas de marketing perfecto, pero en caso contrario necesitarás alguien que lo haga por ti (como si tuvieras que contratar un dependiente para tu tienda física).

Más allá del SEO y SEM, las redes sociales, marketing de afiliación, e-mail marketing, blogs, foros… Hay muchos aspectos a trabajar en el día a día de una tienda online. Todos llevan tiempo propio o inversión en profesionales que realicen este tipo de tareas. Cada uno de ellos tiene unos objetivos y en muchos casos no son la venta directa de productos.

Todas las acciones de marketing que se lleven a cabo tienen que tener detrás un análisis y una recopilación de datos para poder tomar decisiones futuras en tu tienda online y que estas decisiones puedan ser rentables. Y para eso es casi imprescindible manejar Google Analytics o que alguien lo haga y te plasme en un informe los datos más importantes.

La inversión en marketing es algo continuo y se debe plantear como algo casi obligatorio para vender y conseguir que la tienda tenga éxito. Si tienes los conocimientos y la experiencia necesaria puedes hacerlo tú, gastando entonces tu tiempo. En caso contrario tendrás que contratar a alguien que lo haga.

La parte legal y administrativa es algo que también hay que tener en cuenta. Hay que tener en cuenta las leyes que hay en España y también puede ser necesario. ¿Necesitamos una gestora desde el principio?  Otra pregunta también podría ser si necesitas un local para guardar tu mercancía, porque en ese caso también tendrás que sumar su posible alquiler a los gastos de tu tienda online.

Como veis crear una tienda online no es sencillo y requiere una inversión si quieres poder vivir de ella. Por supuesto la idea es que cada euro invertido se vea reflejado en la facturación de tu tienda, haciendo que esta vaya creciendo con el tiempo, planteándolo como cualquier negocio tradicional.

Si estáis pensando en crear una tienda online no dudéis en poneros en contacto con nosotros. Podemos daros asesoramiento en todos estos temas o en aquellos que no podáis llevar a cabo vosotros mismos y necesitéis una ayuda extra para sacar el máximo rendimiento a vuestro e-commerce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba