C/Cobalto 15, Valladolid 983 109 152

Blog

¿Qué es una estrategia de marketing online?

Definir una estrategia de marketing online consiste en definir el conjunto de acciones a realizar para promocionar o dar visibilidad a una entidad en Internet. Esta entidad puede ser una empresa, una persona, un evento, un producto o servicio, un lugar, etc.


Estrategia de marketing online

Los hábitos de consumo han cambiado con la llegada de los smartphones, tablets, y la forma de vida (permanentemente conectados). Por eso, si somos una empresa nuestros servicios o productos deben estar visibles en Internet (cuanto más, mejor) si queremos que nos compren, si promocionamos un evento todos los datos tienen que estar en Internet si queremos que la gente asista; si queremos promocionar un lugar para que la gente lo visite también, etc.

La definición de objetivos es imprescindible para hacer las cosas bien. Internet es tan grande y las posibilidades de hacer marketing son tantas que es muy fácil perderse por el camino. Los objetivos nos sirven para tres cosas:

  1. Tener claro desde el principio para qué nos va a servir la inversión en marketing.
  2. No perder el rumbo.
  3. Evaluar el plan de acción durante su ejecución.

Los objetivos cambian en función de lo que se quiere promocionar con la estrategia de marketing. Por ejemplo, un sitio de comercio electrónico necesita siempre visibilidad, branding y rentabilidad, mientras que una PYME que ha puesto en marcha un nuevo servicio necesita visibilidad y fidelización. Una gran empresa que se plantea cambiar la apariencia de un producto de éxito necesita recibir una opinión o feedback de sus clientes sobre ese producto, etc.


Los canales de comunicación y marketing entre los que se pueden elegir a la hora de implementar una estrategia son:

  • Redes sociales
  • Buscadores
  • Campañas de publicidad de pago
  • Afiliación
  • Display
  • Emailing
  • Otros

Esta elección inicial debe ser acorde con los objetivos planteados y con el presupuesto del que se disponga.


El presupuesto debe controlarse de forma clara desde el minuto 1. Hay que saber exactamente cuánto nos podemos gastar, en qué lo vamos a gastar y cómo lo estamos gastando; es decir, cada gasto debe ser controlado, supervisado y monitorizado.

La estrategia a definir debe ser acorde con el presupuesto. Además, no se deben tomar algunos gastos de tiempo como gratuitos ya que el tiempo de los profesionales y nuestro propio tiempo también cuesta dinero. Si obviamos esto nunca sabremos la rentabilidad exacta de nuestro plan de marketing.

Otro punto importante sobre el presupuesto es que debe ser dinámico, no todos los meses hay que emplear el mismo esfuerzo económico y de tiempo en los mismos canales y en las mismas actividades. Las estrategias de marketing deben contemplar esto y ser fácilmente adaptables.


La puesta en marcha del plan de acción no la puede hacer cualquiera. Hay que tener especial cuidado en quién delegamos esta responsabilidad, tanto si es una persona dentro de nuestra empresa, como si es un profesional freelance o perteneciente a otra entidad, estamos confiando nuestra imagen en Internet.


Los beneficios del marketing online, siempre que la estrategia fuera adecuada y la puesta en marcha impecable, se verán desde el primer día. Básicamente empezarán a hablar de nuestra empresa, empezaremos a ser conocidos como nos gustaría serlo, por nuestros buenos servicios, por la calidad de nuestros productos o por el trato a nuestros clientes. En cualquier caso, el plan de marketing funciona de verdad cuando dejamos pasar unos cuantos meses y podemos hacer un buen balance. Las diferentes acciones que pongamos en marcha en los canales que hayamos elegido tendrán su recompensa acercándonos al logro de los objetivos que nos planteamos al inicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba